19
nov
10

QUINFAMIDA: amebicida intraluminal

Por: Diana Acuña

 

INDICACIONES TERAPÉUTICAS:

La QUINFAMIDA está indicada para el tratamiento y profilaxis de la amebiasis intestinal en sus dos formas: amibiasis aguda activa y estado de portador asintomático. Cabe destacar que el tratamiento amebicida se logra en 24 horas.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

El mecanismo de acción de la QUINFAMIDA no es del todo conocido, no obstante, investigaciones recientes han demostrado que la QUINFAMIDA ejerce su efecto amebidida al inmovilizar a los trofozoitos y evita así su propagación.

Estudios de la farmacología preclínica han demostrado que la QUINFAMIDA después de su administración por vía oral se absorbe poco e irregularmente en tubo digestivo. La concentración sérica máxima se alcanza a las 7 horas de la administración. Después de 24 horas, la QUINFAMIDA se elimina por vía renal (50%) y en heces (50%). Estudios in vitro en sangre total humana han demostrado que la fracción de la dosis de QUINFAMIDA que se llega a absorber, se hidroliza en metabolitos menos activos al cabo de dos minutos.

La QUINFAMIDA actúa sobre las formas móviles de la Entamoeba histolytica (trofozoitos) presentes en la luz intestinal. QUINFAMIDA actúa solamente en la amebiasis intestinal intraluminal, por lo que no deberá emplearse en el tratamiento de amebiasis extraintestinal como es el caso de pacientes con absceso hepático.

CONTRAINDICACIONES:

Contraindicado en pacientes con hipersensibilidad a la QUINFAMIDA o a los derivados del acetilquinolinol, en amebiasis extraintestinal, disentería amebiana severa, embarazo y lactancia.

PRECAUCIONES GENERALES:

Ninguna en particular

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA:

A la fecha no existen datos sobre la seguridad de la QUINFAMIDA en el embarazo y la lactancia, por lo tanto, deberán evaluarse los beneficios contra los posibles riesgos

al utilizar el fármaco en estas condiciones.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS:

En algunos pacientes que recibieron tratamiento con la QUINFAMIDA se observaron los siguientes efectos: cefalea, náusea y dolor abdominal, los cuales fueron leves y transitorios.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO:

No existen datos de interacción de la QUINFAMIDA con otros medicamentos.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO:

No existen datos de alteraciones de las pruebas de laboratorio.

PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD:

Pruebas realizadas en animales han resultado negativas.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

Oral

La dosis ponderal de QUINFAMIDA es de 4.3 mg/kg en 24 horas.

La dosis total se administra en un solo día. De acuerdo con el criterio del médico, se podrá repetir la dosis 3 días después del primer tratamiento, siempre y cuando el cuadro clínico así lo amerite.

 

Fuente: S. S. A. Catálogo de Medicamentos Genéricos Intercambiables para farmacias y público en general a junio de 2005.

About these ads

3 Responses to “QUINFAMIDA: amebicida intraluminal”


  1. 1 dianiviris123
    noviembre 21, 2010 en 9:49 pm

    Hola Roberto Walter fijate que el uso de quinfamida ya se encuentra aprobado, algunos estudios han revelado informacion sobre sus efectos adversos, no obstante existen aspectos sobre los cuales no se tiene informacion muy completa como sus efectos en el embarazo, la lactancia y las interacciones que pudiera tener con otros farmacos, por lo que aun se encuentran realizando otra serie de investigaciones. Pero puedo decirte que por cualquier efecto adverso que pudiera surgir durante el embarazo, su uso esta contraindicado en el mismo.

  2. 2 dianiviris123
    noviembre 21, 2010 en 10:01 pm

    Hola Osmar. Te dejo a continuacion la siguiente informacion que encontre y al final su respectiva bibliografia.

    En el tratamiento de muchas enfermedades infecciosas, el
    ensayo permanente de nuevas medicamentos obedece en
    primer lugar al desarrollo de resistencia microbiana a los
    fármacos en uso. En el tratamiento de la amebiasis, sin
    embargo, no ha ocurrido el fenómeno de la aparición de
    resistencia clínica, aunque ésta ha sido demostrada in vitro.
    Es decir, si sólo se tuviera en cuenta la eficacia de las
    drogas antiamebianas actuales, la búsqueda de nuevos
    amebicidas no sería una necesidad apremiante.
    A pesar de la consideración anterior, no pocos laboratorios
    trabajan en la obtención de nuevos medicamentos antiamebianos.
    Se busca disponer de drogas que, siendo tan o
    más eficientes que las actuales, su uso dé lugar a menos
    reacciones colaterales y sean aplicables en dosis única.
    En los últimos años, se han introducido nuevos fármacos,
    los cuales aún no han sido evaluados suficientemente. Entre
    éstos, algunos derivados oxadiazoles nuevos; moléculas nuevas
    como la nitazoxanida; y antibióticos del grupo de los
    macrólidos, como la azitromicina.

    Teniendo en cuenta los resultados obtenidos con el uso
    de la infusión de raíz de ipecacuana y de su alcaloide, la
    emetina, se ha estudiado la actividad antiamebiana de algunas
    plantas. De éstas, Berberis aristata y Ailanthus
    glandulosa, demostraron tener importantes efectos
    amebicidas en estudios in vitro realizados hace pocos años.

    BIBLIOGRAFIA
    1. Botero D, Restrepo M. Tratamiento de las parasitosis intestinales.
    En Botero D, Restrepo M, ed. Enfermedades Infecciosas. 5ta ed.
    Medellín: Corporación para Investigaciones Biológicas, 1996: 539-46.

    2. Di Staci LC. Amoebicidal compounds from medicinal plants.
    Parassitologia 1995; 37: 29-39.

  3. noviembre 25, 2010 en 6:14 pm

    Los estudios para la nueva composición de medicamentos contra la amebiasis es constante, la mayoría de los nuevos compuestos son análogos de los amebicidas hoy existentes, actualmente están bajo supervisión de la FDA debido a su poder teratógeno que dichos medicamentos poseen, en la actualidad la mayoría de los estudios están enfocados en dirigir correctamente el tratamiento adecuado con los amebicidas correctos y así mejorar la eficacia de los amebicidas ya existentes.

    Fuente: Boletín electrónico latinoamericano para fomentarel uso adecuado de medicamentos. Volumen 4 Numero 1. 2009


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: